De por qué la radio puede cambiar al mundo.

28 septiembre, 2013 at 6:42 PM

20101228160radio mundo
Cuando no existía la radio, existía su antecesor: el relato oral. A través de él, se organizaba el medio social. Los relatos pasaban de boca en boca y formaban la identidad de la sociedad. No importaba que las historias fueran verdaderas o inventadas, formaban parte del imaginario social, educaban y formaban.

Con el avance de la tecnología, mucho después, se inventó la radio, o el uso del aire, para transmitir ya no de boca en boca sino a gran escala.

Fenómenos como el de la economía global y la concentración hicieron de la radio un instrumento de control social, el poder dicta y el resto acata. Se ha desvirtuado el poder comunicador, de comunión, a favor de intereses ajenos.

Pero la radio, en su esencia, es ancestral, su mecanismo de transmisión es relativo a la forma en que viajan los sonidos, estos se distribuyen equitativamente a cualquier receptor en cualquier momento de la vida. El relato oral es su razón de ser y la tecnología lo perfecciona.

Hoy como antes, no importa si las historias son verdaderas o inventadas, pero sí nos constituyen como seres humanos y seres sociales y nos dan sentido.

En esta idea nos embarcamos desde que surgió Narrativa Radial a través de la creación y difusión de relatos radiofónicos de calidad artística, de nuestros cursos, talleres y seminarios, de nuestras propuestas de acercar la radio a los niños y adolescentes en las escuelas. En la convicción de que la radio es un medio que llega a todos por igual y que a través de ella, se puede educar, formar, incentivar la imaginación, la reflexión y la sensibilidad. Por eso, en este año que comienza nos atrevemos a expresar y compartir deseos:

1) Que la radio sea una fuente de trabajo digno para los comunicadores de todos los rincones del país.

2) Que la nueva ley de servicios de comunicación audiovisual se haga efectiva en nuevas creaciones y que la radio represente a todos los habitantes en su vasta diversidad. Y podamos sentir la influencia de la nueva normativa a través de nuevas y distintas voces y relatos.
Ver Nota “¿POR QUÉ UNA NUEVA LEY DE MEDIOS PUEDE IMPULSAR UNA RADIO MÁS CREATIVA?”

3) Que la noticia ceda algo de lugar a otros relatos, aquellos que forman parte de la sabiduría e idiosincracia populares.
Ver Nota “LA NOTICIA EN RADIO. CUANDO TODO PASA Y NADA QUEDA”.

4) Que la ficción tenga más lugar en las grillas de programación.
Ver Nota “¿PARA QUE LA FICCION EN RADIO?”

5) Al decir de Carlos Ulanovsky: “Que la radio siga nacional y popular, gratuita y coloquial, sensible y personal y tantas cosas más. Tiene 90 años y no fue a parar al geriátrico de los medios como muchos hubieran deseado”.
Ver Nota “HABLAN LOS QUE SIGUEN HACIENDO HISTORIA”

6) Que sigamos preguntándonos por qué y para qué la radio. Y le demos sentido a cada palabra, a cada música, a cada sonido, a cada silencio.
Ver Nota “¿POR QUÉ LA RADIO?”

Por esa magia intrínseca, instantánea, de la radio que hace que un sonido pueda disparar un mundo en el que escucha, es que la radio –está comprobado- puede cambiar el mundo.

Gracias a todos los que han colaborado en este año –y lo siguen haciendo- con esta iniciativa.

Feliz 2011.

Narrativa Radial.