Propuestas para una estética radial de acuerdo al presente

3 septiembre, 2014 at 11:07 PM

haye

Por Ricardo Haye.

En el marco de la VIII Jornadas La Radio del Nuevo Siglo, el especialista en radiofonía, Ricardo Haye, expresó sus críticas a las formas de producción que intentan parecerse todo el tiempo a sí mismas. Reclamó la vuelta de relatos y pequeñas narrativas que hablen de los temas de nuestro tiempo. Otorgó a las radios universitarias un papel renovador.

Entre quienes piensan y escriben sobre la radio en Argentina, Ricardo Haye es uno de los referentes más destacados. Vive en General Roca (Río Negro) y se desempeña como docente e investigador de la Universidad Nacional del Comahue. Ha publicado libros que son leídos y debatidos en las aulas de muchas universidades. Una de sus principales líneas de trabajo es la estética radiofónica. Sobre este tema dialogó ayer con EL DIARIO en el marco de las VIII Jornadas La Radio del Nuevo Siglo que se desarrollan en la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad Nacional de Entre Ríos. 

Antes de comenzar con sus definiciones sobre el tema, el profesor advirtió que “para mí la radio argentina tiene un nivel más que aceptable. No obstante, no puedo evitar decir que hay algunos aspectos que merecerían más esfuerzos”.
El especialista enfocó esta necesidad de una mayor dedicación en el trabajo radiofónico sobre dos aspectos. Por un lado, dijo que hay que prestar más atención a la semántica: “en tanto y en cuanto me parece que hay temas que no ingresan a las agendas de las radios. Que las radios se parezcan tanto entre sí y que cada una de esas radios luche denodadamente por parecerse cada vez más a si mismas es algo que merecería ser revisado”, afirmó.
La otra dimensión en la que habría que afinar la elaboración y el oído es la propiamente estética. “Me parece que la radio merece refrescar las estructuras de producción. Entre otras cosas sería deseable que la radio recupere capacidad de relato. La radio se ha vaciado de historias”, sostuvo Haye.
Para explicitar la situación en relación a éste último asunto, apeló a una comparación temporal. “Cuando uno coteja la realidad actual con lo que ocurría hace 50 años advierte que adelgazó muchísimo el afán narrativo. No estoy pidiendo el regreso de las radionovelas que escuchaban mis padres o mis abuelos porque sería ir contra el tiempo. Lo que planteo es la necesidad de que la radio recupere relatos con una necesaria actualización epocal que hable de los temas de nuestro tiempo y en los modos en que se plantean hoy estas cuestiones”.
Para Haye, la radio del presente debiera animarse a desarrollar miniaturas narrativas que seguramente van a refrescar su programación y enriquecerán a la audiencia.
En cuanto a las características de quienes escuchan radio, el autor dijo que “creo que es un error ensañarse con las audiencias y plantear sus presuntas docilidades o su escaso juicio crítico. Me parece que hay que producir un desacondicionamiento mental de los oyentes, dándoles a conocer que la radio está en condiciones de ser mucho mejor de lo que es hoy”.
Nuevas tecnologías. Frente al interrogante que plantean las nuevas tecnologías en relación a los hábitos de los escuchas, Haye sostuvo que todavía es muy pronto arriesgar respuestas porque carecemos de la suficiente perspectiva histórica y agregó que “Internet nos está abismando en un proceso de deslocalización muy vigoroso pero que todavía no ha conseguido desplazar a las audiencias del aparato tradicional de la radio”.
A su vez, consideró que la red ha permitido a las audiencias interesadas incorporar a su menú una variedad mayor. “No solamente por las radios que habilitan portales sino también por la acción que los postcasters realizan de manera doméstica. Se empieza a disputar un tiempo finito de los oyentes”, dijo.
Si la apuesta es por una estética renovada de acuerdo a los tiempos que corren se hace ineludible extender los márgenes de lo establecido para que haya posibilidad de experimentar. “Me da la impresión que hay muchos medios que están abonados a lo que piensan que son las fórmulas consagradas. Es una pena que no sean más los que se animen a las búsquedas experimentales”, evaluó Haye. Luego, postuló que “las radios universitarias deberían ir a la vanguardia en ese sentido”.
Al mismo tiempo, consideró que “todavía no se termina de constituir un sistema de radios universitarias porque hay mucha diversidad entre las 50 existentes”. No obstante, juzgó que las mismas “están llamadas a contribuir a la multiplicación de voces, a la diversificación de las agendas temáticas y al enriquecimiento de los perfiles estéticos”.

PARA DESTACAR
Ponencia.
 En el marco de estas Jornadas que se llevan adelante en la Facultad de Ciencias de la Educación, Ricardo Haye disertó sobre Mini ficciones en la radio. Al respecto dijo que las mismas han conseguido un lugar expectante en el campo de la literatura y en el campo audiovisual a partir de lo se llama Nanometraje o Videominuto que me parece sería deseable que la radio incorpore.

Fuente: http://www.eldiario.com.ar/diario/interes-general/nota.php?id=116823